Literatura barrial.

viernes, 29 de marzo de 2013

Domitila















Domitila es de familia obrera, cocinando sus empanadas
alimenta el espíritu libertario de sus compañeros.
Domitila no tiene niñera, carga a su guagua dormida
y reclama a viva voz frente a cualquiera.
Las Salteñas de Domitila están crujientes y jugosas,
vuelan de sus manos, como pichones de jilguero.
Ella baila entre los suyos, con su pollera rosada,
agitando la canasta, con la fuerza de su pueblo.
La Pacha le abrió los brazos y le hizo hasta los huesos.
Su hogar es una trinchera infalible, sus hijos su ejército espiritual.
Y los brazos no se le cruzan, cuando hay que salir a pelear.
Esquivando, con viveza, el feminismo patotero.
¡Porque oprimidos somos todos!
Más vale alistarse a la lucha, de la mano de un obrero.

martes, 12 de marzo de 2013

"Un kilo de Espinazo"



                                                                     "El suplicio de los espíritus ciegos es su ceguera misma"

Me gustaría poder graficar de la manera más simple algunas nociones filosóficas de Baruj Spinoza, pero siempre que emprendí esta empresa terminé abandonándola a mitad de camino, quizás porque no lo termino de comprender del todo, o quizás porque nunca puse el suficiente esmero para poder hacerlo. Esperemos que esta vez, resulte distinto.
 Bueno, todos sabemos que Spinoza nace en el seno de una familia judía influyente, que en su juventud estudia exhaustivamente el antiguo testamento y el Talmud, y que antes de que haya escrito lo que sea, es excomulgado y denunciado por la misma comunidad judía. Es ahí entonces que Benedictus de Spinoza abandona todo: su herencia, su religión, todo éxito social posible. No se le permite publicar libros, básicamente porque el círculo intelectual hegemónico de aquél entonces lo persigue por considerarlo  un abominable ateo. Sin embargo, él se la rebusca, vive de manera ascética y desarrolla el oficio de pulidor de lentes. Trabajo que le permite  desarrollar paralelamente sus dos grandes obras, El Tratado Político y La Ética. Un minúsculo grupo de seguidores le ofrece un cargo de profesor en la Universidad, pero él lo rechaza por considerar  al profesorado como una actividad tan benévola, que debería pagarse para acceder a enseñar. Esta mirada tan particular es la que empieza a esbozar  a través de la correspondencia que mantenía con un grupo de seguidores, donde establece sus primeras ideas, que luego formarán parte de su obra más pretenciosa: La Ética.
Sería muy difícil para mí escribir como un filósofo. En primer lugar porque no lo soy, y en segundo lugar porque me resulta muy tedioso. Mi objetivo es generar cierta curiosidad en los lectores sobre algunos temas sencillamente. Spinoza es uno de los filósofos del siglo XVIII, junto a Leibniz, Descartes y otros pioneros más, que desarrollaron el concepto de Inmanencia. ¿Qué vendría a ser el plano de Inmanencia en Spinoza? Burdamente vendría a ser que todo lo que ocurre proviene del interior de la causa misma. Para ser más grafico. En lugar de concebir un Dios distante, trascendente, Spinoza inventa un Dios inmanente, ¿qué quiere decir?, que toma a Dios de su barba encanecida y lo baja a la tierra. Pueden ver lo revelador de este concepto, Dios deja de ser algo inentendible y abstracto y pasa a ser algo común y corriente, al alcance de cualquiera. Muchos llaman a esta corriente “Panteísmo”, puede ser, pero el nombre es lo de menos, lo interesante es lo que subyace detrás de este concepto. Según Spinoza, Dios vendría a ser una substancia absolutamente infinita, o sea, el universo. En otras palabras, para conocer a Dios hay que saber sobre las leyes de la naturaleza, para conocer a Dios hay que conocer la causa en sí, que produce determinado fenómeno natural. En su libro “Tratado Teológico Político” explica que ningún relato bíblico es absurdo o irracional. Todo lo contrario, son completamente verídicos y ciertos.  Él explica que los textos bíblicos no tienen rigor científico porque no les interesa resaltar ese aspecto de los hechos, aunque esto no quita que los “milagros” que nos narra la Biblia no hayan ocurrido, o no hayan sido ciertos. Por ejemplo: Cuando en un párrafo de la biblia dice: “Dios se manifestó en el cielo”, el escriba que lo cuenta busca exaltar cierta emoción en el vulgo, pero eso no quita que sea un fenómeno natural muy fácil de corroborar, que es la refracción del agua en la luz solar, comúnmente llamado este fenómeno: Arco iris.
Bueno, para finalizar, porque no sirve de mucho que alguien les explique algo que escribió otro y de manera tan suscinta. Como todos saben, es mejor ir a la fuente. Por eso no entiendo como profesores de Filosofía del CBC, tienen tanto éxito mediático, como José Pablo Feinman, que explica a Marx y a Focault de una manera tan engorrosa y aburrida, que sólo nos estimula a leer el horóscopo. Bueno dejando de lado al empresario Feinman , quiero terminar con este concepto de Dios, como el que puede manifestarse de miles de maneras, ejemplo: un gusano que se nutre de carne putrefacta, una araña que deglute a su presa, etc, etc…  Dios vendría a ser la naturaleza  infinita, nosotros vendríamos a ser modos de ser o atributos de Dios. ¿Se entiende? O sea, no lo malinterpreten, no es culpa de Dios que nosotros seamos unos soretes, esta cualidad es responsabilidad exclusivamente nuestra, Dios no tiene nada que ver con nuestro estado civil,  con nuestro estado social, eso es algo que inventamos nosotros, como las películas de Cowboys, ni siquiera  los animales, ni las plantas... Todo eso, es una responsabilidad nuestra. 

Mauro

sábado, 9 de marzo de 2013

A Twittear!

Estimados lectores: tengo cuenta de twitter y me gustaría ser su follower y viceversa....
Todavía no le encuentro mucho la onda pero seguiré intentando. Para colmo de males virtuales  me suspendieron la cuenta dos días por utilizar un lenguaje agresivo. ¡Twitter careta!
Bueno los invito a participar de esta mentira divertida, ji!

@Piedra_Libreee   
 Mauro Sartirana