Literatura barrial.

miércoles, 9 de septiembre de 2009

Anita Cielo


Desde que nació mi bebé,
el trabajo cobró una dimensión que no se merece.
Desde que nació mi bebé,
soy otra persona,
que todavía no se terminó de definir.
Desde que nació mi bebé,
la Argentina perdió todos los partidos de las eliminatorias.
Desde que nació mi bebé,
incluso mucho antes que sucediera,
vengo con algunos problemas.
Desde que nació mi bebé,
mira con dos ojos,
que como espejos reflejan el cielo.
Desde que nació mi bebé,
no me importan un montón de personas,
otras, en cambio,
se volvieron gigantes.
Desde que nació mi bebé,
ella suele mirar hacia arriba
y yo hacia ella.

Mauro.