Literatura barrial.

domingo, 13 de diciembre de 2009

Surfeando

Hoy venía pensando que no me voy a juntar con gente con la que no haga combustión.
No tenemos tanto tiempo como para desperdiciarlo con gente ignífuga.
Cada fin de año tengo la sensación que el tiempo corre rápido,
siempre adelante, me despeja el aire.
Hay días en que me siento sobre la barba de una ola, me hundo en el agua salada y la tabla dada vuelta no me deja asomar la cabeza, como en el documental de surfers que vi el otro día en el canal Infinito.
En este año me despojé de muchos problemas, me los saqué de encima como un montón de papelitos inútiles en el fondo del bolsillo, pero a veces, ellos vuelven como una vieja pava desfondada, que no sirve, no aporta y sólo ocupa un espacio físico en mi cocina.
En estos últimos días, hay ocasiones en que me teletransporto a mis sueños o a mis recuerdos, y ellos me sostienen con sus hilitos de baba en una hamaca rodeada de perfume de flores.
Mi imaginación es la que logró que yo siga aquí.
Lo que me entristece, ni siquiera puedo nombrarlo, pero muchas veces al día me cierra la garganta...
Los ojos de mis aliados son lo único que puedo ver cuando las luces se apagan.
Por suerte estoy rodeada de soles, y los soles se van a apagar recién en miles de años...
Gripi.

jueves, 3 de diciembre de 2009

Una docena de ferias

Este sábado 5 de diciembre, únicamente, Escondete! participará de la doceava feria del libro (a)
Allí los esperamos con nuestra artillería de libros artesanales, stikers, y unas dulcisimas ensaladas de frutas.
Aquí les acercamos nuestras novedades editoriales:






Salud!
Porqué todos podamos!