Literatura barrial.

martes, 29 de mayo de 2007

Relatos de la Lucha Social II


Anécdota de Marcelo

(N.del editor: Marcelo, es muy positivo que compartas con la gente tu experiencia.
¡Gracias por la confianza en nosotros y adelante!)

Era un día nublado. Las calles harto prolijas y quietas. El césped, verde dólar. Yo creí que era un día laboral como cualquier otro: mejorar el frente de una casa ostentosa; plantar geranios en canteros de cerámica española, o emprolijar el césped. Pero no, en el aire ya se respiraba otra atmósfera. Fue así que me encontré frente al búnker dorado, el imponente fuerte imperial. Supe ahí, mi cliente no era sólo un adinerado que remuneraba mal, era el dos veces candidato a Jefe de Gobierno Mauricio Macri.
El ama de llaves me dio instrucciones precisas:
-Matá a las hormigas rojas-.
-¿Cómo matar a las hormigas rojas?-, pregunté como si hablara con un estratega de los camisas negras.
-El asunto es fácil. Desterrar todos los hormigueros. No preguntés más-. El ama de llaves señaló el parque y cerró la puerta tras de si.
En posición reptal busqué infructuosamente indicios de algún hormiguero pero lo único que encontré fueron dispersos grupos de hormigas que devoraban yuyos de mala suerte. Y a las que nunca se les había ocurrido construir un hormiguero.
Crucé la ligustrina sin darme cuenta. Más allá, el lago artificial resplandecía. Entonces comencé a escuchar la música más maravillosa para mis oídos: Música eléctronica. Me acerqué despacio. Allí, alrededor de la pileta había mucha gente bailando despreocupadamente. Pude divisar a Flavia Palmiero, al señor Televisor, a He-Man. Telerman vestido de bombero y Macri en shorts de tenis, sosteniendo una raqueta. También estaba Gabriela Michetti en silla de ruedas, balconeándose peligrosamente por el borde de la pileta.
Con la mano llena de tierra alcancé a Macri la pelotita de tenis.
-¡Qué reflejos man!- Mauricio practicaba un smash, arqueaba el cuerpo y eyectaba una sonrisa inmaculada. Después soltó:
-¡Qué buen disfraz! ¡Muy buena performance! ¡Quedaste atrás He-Man! ¡Sinergia!-, sentenció eufórico y volvió a hundirse en la fiesta.
Al ratito una chica vestida de Sailor Moon me tomó del tiro de mi pantalón y me zambulló a la fiesta. Luego, puso mis manos sobre la manijas de la silla de rueda de Michetti. Al instante estaba bamboleándome cadenciosamente y elevando la silla como una pesa.
-¡Más alto, más alto!-, gritaba Michetti señalando con los brazos el cielo.
-¡Qué arriba que estoy!-
-Gardener-Boy: traéte un Sex on the Beach. Así la ponemos bien de "pompa"-, exclamó Gaby mientras me apuntaba al pecho con su espada imaginaria.
Me dí vuelta y me topé con Telerman que vestía un enterito de jean a lo Mick Jagger. Llevaba un casco rojo con lucecitas y debajo del brazo sostenía un matafuego inflable. Quise esquivarlo dos veces, pero el me tapaba el paso en cada intento. Apunté a su mirada de cafeína y él, tirándome un beso, me abrió el paso.
En la barra cambié de idea y apuré un gancia con limón tras otro a mi garguera. En el rubor de la fiesta alguien me tapó los ojos y gritó:
-¿Quién soy?-.
Yo, que ya estaba puesto, rodié su cintura firme y bajando las manos grité:
-¡Flavia Palmeira!-
-Buahhhh, jua, jua, jua...-, Flavia explotó en carcajadas de risa mostrándome los dientes, luego continuó:
-Buenisimo pibito. ¿Chongo de quién, sos vos?-
-Tuyo Flavia. Vine por vos-, dije, acercándome y tratando de robarle un beso.
La música aceleró su cuerpo y Flavia dió tres saltos aeróbicos apoyándose en mi hombro. Saltando fuimos hasta el borde de la pileta. Macri se acercó y comenzó a masajear mis hombros con aceite johnson´s baby. Excitado me saqué de un tirón la musculosa negra. Terminé bailando con los dos.
Hasta ahí me acuerdo. Conservo además algunas imágenes confusas de la fiesta. El clavado del señor Televisor es algo que no me olvido más. Y la música estuvo re buena.
No sé que combi me trajo. En el viaje me hice amigo de un chico de la guardia urbana que venía doblado. A las siete de la tarde ya estaba en la plaza de Moreno. Al final hice rápido para volver.
Marcelo- DJ Gardener.


martes, 8 de mayo de 2007

¡Hola amigos! hoy les escribimos, primero para agradecerles mucho que nos hayan leído, que algunos hayan opinado y que muchos no nos dijeran absolutamente Nada!


Eso estuvo bueno también.


Queremos invitarlos a la IV Feria del Libro independiente, es una feria de lo más simpática con escritores y editoriales independientes, hay además teatro, bandas en vivo y algunas lecturas de textos.


Nosotros vamos a poner una mesa con los libritos de Escondete, ediciones artesanales y cosas lindas.


Es el domingo 13 de mayo, en Federico Lacroze 4181 en Chacarita, en un lugar que se llama Sexto Cultural.


La entrada colaboración es un libro.


Está bueno para ver y leer cosas distintas. Y si les da ganas nos vemos.


Un abrazo y muchos besos.


Gripi y el Escocés