Literatura barrial.

viernes, 15 de agosto de 2008

Ahora

"Que el pasado acabe"
( graffiti anónimo en Avellaneda)
El futuro es ahora. El presente, ahí pasó. El pasado me persigue y no me deja detener a contemplar el momento que recién acaba de ocurrir. El pasado me acecha en cada esquina, exigiéndome explicaciones de su muerte; es la sombra de mis pasos, el recuerdo de mi olvido.
El presente es efímero, estuvo aquí conmigo pero cuando comencé a escribir se marchó. Es un beso mojado, un limón desprendiéndose del limonero. Una despedida. Es el despertar de un sueño, aunque uno lo recuerde, no se puede vivenciar de nuevo. Entonces, sólo queda la humedad de aquél beso. El limón muere al pie del árbol y la despedida pasa a ser una huella lacrimógena en la piel.
El futuro es lo único que nos queda, es este instante, el instante que viene y el que está por venir... Infinitamente.
Es la esperanza de seguir viviendo. La posibilidad remota de encontrarte, el deseo de sentirte y muchas ganas de atraparte.
Son tantas cosas... Pero prefiero imaginar las buenas. Quizás, de esta manera, construya un futuro donde pueda vivir.
Mauro.

3 comentarios:

titilar69 dijo...

cHIcOS! LA VERDAD ES COMO SORBOS DE AGUA CADA CUENTO QUE NOS REGALAN...A VECES LA VIDA ES TAN SECA QUE UN POCO DE REFRESCO NOS VIENE MAS QUE BIEN.
aNSIOSA POR LA PROXIMA HISTORIA!
Un aBRaZo!!!!

PerSe dijo...

Refrescaron mis ojos plagados de laburo de oficina... gracias =)

maicher dijo...

I will pass on your article introduced to my other friends, because really good!
wholesale jewelry